Las varices son enemigas de la mayoría de las mujeres, son venas que se dilatan y se hacen visibles, aunque pueden aparecer en cualquier lugar donde aparecen con mayor frecuencia en piernas y pies, lo que hace que las mujeres las teman.

En la mayoría de los casos, las varices pueden ser problemas estéticos, ya que no influyen directamente en la salud, pero existen tipos más graves de varices que deben tratarse para no causar daños en el futuro. El tratamiento de las varices depende del tipo de varices, pero el tratamiento puede ser más sencillo, como el autocuidado o incluso procedimientos para extirpar las venas.

Tipos de varices

Tipo 1: Varices que son problemas estéticos.

Las varices de tipo 1 o IVIPE (insuficiencia venosa de importancia predominantemente estética) son venas varicosas que no dañan directamente la salud, pero debido a que ocurren con mayor frecuencia en las piernas y los pies, molestan a muchas mujeres. Las venas varicosas de tipo 1 o arañas vasculares como se las conoce popularmente son pequeñas venas de la piel que tienen el grosor de un cabello. Son de color rojizo y tienen varias formas, desde pequeños rasguños hasta grandes círculos en la piel. Se pueden encontrar en piernas, muslos, glúteos y en algunos casos en la espalda. Aunque no es un problema de salud a corto plazo, sigue siendo una enfermedad y en algunos problemas raros puede ocurrir, como sangrado.

Varices tipo 2 que son tanto un problema estético como un problema funcional.

Las venas varicosas tipo 2 se conocen como IVIFE (insuficiencia venosa funcional y estética). Este tipo es una enfermedad que conlleva algunos riesgos y problemas para el paciente, por lo que debe ser tratada, sin embargo, también puede estar presente preocupación estética. En este caso hay que considerar los dos problemas, la enfermedad y la estética. Durante el tratamiento el médico debe corregir la enfermedad, pero también utilizar técnicas estéticas para mejorar el aspecto de la piel del paciente. Este tipo de varices es muy común, y en su tratamiento se utilizan técnicas estéticas y funcionales, para que se corrija la enfermedad y al mismo tiempo se obtenga también un resultado estético.

Las venas varicosas tipo 3 son un problema de salud, pero aún no presentan complicaciones.

Las varices de tipo tres o IVFA (Insuficiencia Venosa Funcional Asintomática) son más un problema de salud que estético y en algunos casos las varices pueden alcanzar grandes dimensiones antes de presentar complicaciones. El tratamiento, en este caso, se centra más en los problemas funcionales de la enfermedad venosa, aunque los médicos siempre se ocupan de las manchas y cicatrices.

Tipo 4: Las venas varicosas son un problema de salud y tienen complicaciones.

Las varices tipo 4 presentan complicaciones como tromboflebitis, úlceras en las piernas, hiperpigmentaciones, eccema venoso, hemorragias, fibrosis, dermatitis ocre, infecciones y dolor, y embolia pulmonar. Por lo general, el problema ha estado presente durante años sin tratamiento y tiene complicaciones. En este caso, el médico debe centrarse más en el problema de la enfermedad, que es muy grave y puede causar graves restricciones para el paciente.

Tratamiento de las varices

La mayoría de los casos de varices tienen tratamientos sencillos como medidas de autocuidado como:

  • Ejercicio físico
  • Adelgazar
  • Evite usar ropa ajustada
  • Eleve las piernas siempre que sea posible
  • Evite períodos prolongados de pie o sentado.

Las cirugías son individualizadas para cada persona: se puede utilizar cirugía convencional, láser, radiofrecuencia, espuma eco guiada o mini cirugía con anestesia local, según la evolución de la enfermedad. Por eso se recomienda cuidar lo antes posible para que el tratamiento sea lo más sencillo posible.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *




Ingrese Captcha aquí: