Consejos de cocina: ¡Haz tu día más fácil!

Finalmente, lograste ahorrar suficiente dinero para salir de la casa de tus padres y conseguir tu lugar para vivir como quisieras. Después de esa fase de luna de miel que todo el mundo experimenta, la vida real llama a la puerta y te das cuenta de que no puedes vivir de comida congelada y entrega a domicilio. Para mejorar tu dieta es hora de ir a la cocina y ensuciarte las manos, pero por falta de experiencia o falta de tiempo no todo el mundo conoce lo básico a la hora de cocinar. ¿Quieres aprender algunos trucos de cocina? Sigue leyendo.

Frutas jugosas

Para aprovechar al máximo el jugo de las frutas cítricas como los limones y las naranjas, haga lo siguiente: antes de cortar la fruta para eliminar el jugo, colóquelas en agua caliente por un tiempo. Esto hará que rindan mucho más, además de ablandar la fruta, en caso de que pretenda utilizar sus manos.

Cebolla sin lágrimas

Hay varios trucos para cortar la cebolla sin llorar. Cuando se corta, la cebolla libera un gas irritante, que en contacto con los ojos, nos hace llorar. Puedes intentar cortar la cebolla en un cuenco grande con agua, para que el gas no pase por el aire, o al lado de una llama encendida, para que el fuego consuma naturalmente parte del gas. Use un cuchillo muy afilado para romper menos moléculas de gas, acelerando su liberación.

Pelar el ajo

Pelar las cabezas de ajo con las manos puede ser un martirio, sobre todo porque deja un olor desagradable en los dedos. Para evitar el sacrificio, puedes hacerlo de dos formas: colócalos en el microondas durante unos segundos, para que la tarea sea inmensamente más fácil, o coloca todos tus dientes en un bol tapado y agita hasta que hayan salido todas las conchas. Para que el ajo no tenga un sabor demasiado fuerte en las recetas, pícalo bien y no dejes que se tueste demasiado.

Usando el microondas

A la hora de calentar pasta en el microondas, ya sea la pizza del día anterior o un bocadillo con pan francés, es habitual que la masa pierda su crujiente y suavidad. Para solucionar este problema, calienta la pasta con un vaso de agua. Evitará que la masa se deshidrate y quede blanda.

¿Se quemó el arroz / salsa?

En el caso del arroz, basta con colocar unos trozos de pan en medio de los granos y dejar actuar unos minutos. El pan eliminará mágicamente el sabor amargo del arroz quemado. Si es tu salsa la que se ha quemado, cambia la olla y agrega un poco de azúcar, dejando que se cocine. Esto elimina el mal olor y el sabor a quemado.

Aceite para freír

Al freír esas deliciosas patatas, primero debes calentar el aceite que estás usando. Sin embargo, a veces puede ser difícil saber cuándo mojar los alimentos para freír. Para resolver este punto muerto, sumerja una cuchara de madera en la sartén; si suelta burbujas, está listo para comenzar.

Ablandar la carne

Para asegurar una carne muy tierna, antes de prepararla, macerar unos minutos en jugo de piña. La piña tiene enzimas que rompen la estructura de la carne, por lo que provocan esa extraña sensación en la punta de la lengua.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *