trembolona

Los esteroides anabólicos llevan años tomando las páginas de los periódicos como uno de los principales villanos de la definición muscular, y gran parte de esta fama se debe a su mal uso por parte de los deportistas. En busca de resultados rápidos, muchos son intrascendentes en el uso excesivo de esteroides, que causa daños irreparables a la salud.

Sin embargo, cuando se consumen con supervisión médica y precaución, los esteroides anabólicos ciertamente pueden proporcionar resultados muy expresivos para aquellos que buscan un cuerpo musculoso. Prueba de ello es la Trembolona, una de las drogas más consumidas cuando se trata de culturismo. El esteroide se hizo tan popular en el mundo de los cuerpos esculturales que llegó tan lejos como no debería: en el mundo del deporte, donde se detecta fácilmente en cualquier prueba de dopaje.

Mucha gente le teme a la trembolona por sus efectos secundarios, los cuales se consideran intensos, pero quien quiera construir un cuerpo musculoso no lo piense dos veces antes de usarlo, ya que el anabólico tiene la posibilidad de provocar una densidad muscular incomparable, aumentar la fuerza, la vascularización, poder y explosión en el entrenamiento.

Ni siquiera los científicos pueden determinar con precisión todos los efectos que la trembolona causa en el cuerpo humano, siendo considerado uno de los esteroides inyectables más potentes del mercado. Su función es aumentar los niveles de IGF-1 en el tejido muscular, volviéndose más anabólico que la testosterona, una hormona producida por el cuerpo humano. De esa manera, es más fácil ver la definición de los músculos cinco veces más rápido que solo entrenar en el gimnasio, sin la ayuda de los esteroides anabólicos.

La trembolona también actúa sobre el metabolismo de nutrientes y minerales que ayudan significativamente en el desarrollo muscular, además de aumentar los glóbulos rojos, que contribuyen a la vascularización y oxigenación de los tejidos corporales.

Los temidos efectos secundarios de la trembolona

Ya hemos dicho que la trembolona es uno de los esteroides más temidos, y la causa de esto está en la lista de efectos secundarios, que pueden variar desde síntomas "indeseables" hasta "que probablemente causen la muerte". Sí: anabólico no es una mierda. Y es de alto riesgo usarlo sin supervisión médica.

Los efectos pueden comenzar con acné (aumento de las espinillas), caída del cabello, piel grasa y pérdida de la libido, lo que demuestra que, incluso con un "cuerpo escultural", puede perderse gran parte de la diversión gracias a la droga. Uno de los efectos secundarios más comentados es la atrofia testicular, que se puede minimizar con inyecciones de HCG. Cuando no se utiliza este recurso una vez necesario, a largo plazo el anabólico puede provocar problemas de esterilidad y erección.

La lista no se detiene ahí: colesterol alto, funciones hepáticas y renales deterioradas e incluso un aumento significativo de la presión arterial, comprometiendo el corazón de manera indeleble, también son posibilidades colaterales del uso (principalmente excesivo) de trembolona.

En conclusión, no compre e inyecte el esteroide como le plazca: busque un médico que le oriente cuando y en que dosis usar esteroides anabólicos y se mantenga, además de musculoso, siempre sano.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *