Remedios caseros para el dolor de oído: ¡Hemos seleccionado los más prácticos!

Un zumbido en el oído con un dolor que se siente como si alguien se estuviera clavando algo en el oído muy profundamente. El dolor de oído puede tener varias causas y algunas de ellas son: inflamación en el canal auditivo, algún líquido que se haya instalado (cosméticos o agua), resfriados, alergia en las vías respiratorias, resfriado, entre otras. Si quieres aliviar algo de este dolor sin tener que acudir al médico, existen varios remedios caseros para el dolor de oído que te ayudan a combatir este sufrimiento.

Los mejores remedios caseros para el dolor de oído

Agua caliente

Envuelva una bolsa de agua caliente en una toalla y presione contra su oreja durante unos minutos. Repita 2-3 veces al día hasta que mejore el dolor. El acto de aplicar calor húmedo sobre el oído infectado funciona muy bien como analgésico.

Jengibre

Extrae el jugo del jengibre fresco y colócalo directamente en las orejas. Otra opción es mezclar 1 cucharadita de jengibre con 2 cucharadas de aceite de oliva. Deje hervir durante 5 a 10 minutos y gotee la mezcla en su oído. El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que combaten las infecciones del oído y funciona como un analgésico natural.

Aceite de oliva

Deje caer de 3 a 4 gotas de aceite tibio en el canal auditivo aproximadamente 2 veces al día hasta que el oído mejore. También es posible empapar un hisopo de algodón en el aceite y presionarlo contra la oreja. Este remedio casero para el dolor de oído proporciona un alivio rápido del dolor y le ayuda a deshacerse de una infección en el área. El ingrediente también es excelente para detener los zumbidos en los oídos.

Ajo

Coloque 1 cucharada de ajo picado junto con 2 cucharadas de aceite de sésamo y caliente. Después de enfriar, filtre el aceite y deje caer de 2 a 3 gotas en el oído adolorido. También puede extraer el jugo del diente de ajo y aplicarlo en la región. El ajo tiene propiedades analgésicas y antibióticas que ayudan a reducir el dolor de oído.

cebolla

Extraiga 1 cucharada de jugo de cebolla y gotee de 2 a 3 gotas de jugo en el oído 3 veces al día. Otra opción es triturar una cebolla y colocarla sobre un paño limpio. Ate el paño y colóquelo sobre su oreja durante aproximadamente 5 a 10 minutos. Este remedio casero para el dolor de oído contiene propiedades antisépticas y antibacterianas que promueven una cura rápida.

Basilio

Tritura algunas hojas de albahaca para extraer su jugo. Ponga de 3 a 4 gotas en su oído y repita la actividad 2 veces al día. El remedio tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y analgésicas, la albahaca que alivian los dolores de oído.

Obispo de hierbas

Tome 1 cucharada de aceite de hierbas de obispo y mezcle con 3 cucharadas de aceite de sésamo. Calentar un poco la mezcla y luego echar unas gotas en el oído. También puedes calentar 2 cucharadas de aceite de mostaza y mezclar con media cucharadita de hierba alfil y hojuelas de ajo. Calentar todo hasta que el ajo se ponga rojo. Colar el té y aplicar unas 4 gotas dentro del oído. Herb Bishop tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas que son muy efectivas contra el dolor de oído.

Neem

Neem, también conocida como lila india, debe tener algunas hojas trituradas para extraer su jugo. Deje caer unas gotas del jugo de la planta en el oído adolorido de 2 a 3 veces al día hasta que desaparezca el dolor. Este remedio casero para el dolor de oído contiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que ayudan a combatir las infecciones. También tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos que ayudan a reducir el dolor.

Gordolobo y aceite de oliva

Amasar 1 cucharada de hojas frescas de gordolobo en 100 ml de agua y dejar reposar durante 30 minutos. Enciende el fuego, lleva a ebullición y luego cuela. Todavía caliente, sumerja una bola de algodón en el líquido y luego en un poco de aceite de oliva. Coloque el algodón dentro de su oído y repita 2-3 veces al día hasta que el dolor desaparezca. El gordolobo tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir la inflamación del oído.

Compresa tibia

Hierve un poco de agua en una olla y con la temperatura aún tibia, remójala en una gasa. Colóquelo en su oído adolorido y hágalo unas 3 veces al día hasta que vea una mejora.

Recuerda que si el dolor persiste durante mucho tiempo, lo ideal es acudir al médico para conocer las causas y otras formas de tratamiento.

Para obtener más información, mire este video:

Entonces, ¿te gustaron los consejos de remedios caseros para el dolor de oído? ¡Cuéntanos aquí en los comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *