Mal aliento: causas y tratamiento

mal aliento

El mal aliento es un problema que molesta a muchas personas y acaba convirtiéndose en una gran limitación, ya sea en la escuela, en el trabajo o en la vida personal. Quienes sufren de mal aliento aún desarrollan problemas de autoestima que son difíciles de superar. Entonces, conozca las causas del mal aliento y cómo tratar este problema.

Mal aliento

El mal aliento, que se llama halitosis, es un problema que da mal olor a la boca del paciente. La mayoría de las veces los que sufren de mal aliento no se dan cuenta y empiezan a vivir con miradas de desaprobación, bromas y susurros.

Cuando aparece la halitosis, significa que algo anda mal con su cuerpo y, por lo tanto, tan pronto como se nota, es importante que consulte a su médico.

Causas del mal aliento

Por lo general, el mal aliento es causado por algún problema bucal, como el recubrimiento de la lengua, que es una placa bacteriana blanca o amarilla que se encuentra en la lengua causada por la baja producción de saliva. Enfermedades de las encías como heridas, caries, miasis, abscesos, exceso de tejido gingival y cáncer de boca también pueden provocar mal aliento, además de una mala e insuficiente higiene bucal.

Los factores no relacionados con la salud bucal también pueden provocar mal aliento, como hipoglucemia, diabetes, ayuno prolongado, tabaquismo y problemas hepáticos, intestinales o renales. Por lo tanto, tenga en cuenta la aparición de mal aliento.

Tratamiento para el mal aliento

Una vez que se nota el problema, es importante buscar un dentista que realice pruebas clínicas para evaluar qué está causando el mal aliento. Si el profesional evalúa que todo está bien con su salud bucal, lo derivará a un médico generalista u otro médico especialista para que le realicen exámenes.

En el caso de enfermedades que no tengan relación con la salud bucal, será necesario seguir las pautas médicas para tratar el problema, pero es importante que no descuides tu dieta y no pases mucho tiempo sin comer, beber mucho. de líquidos durante el día.

Si el dentista evalúa que tu mal aliento se debe a problemas en las encías, te explicará los tratamientos disponibles, que incluyen limpieza de dientes, cirugía o medicamentos, discutiendo contigo la mejor alternativa.

Para los casos en los que la salud del paciente va bien, pero el mal aliento persiste, el dentista le explicará cómo limpiar adecuadamente su boca. Lo correcto es cepillarse los dientes y la lengua después de las comidas haciendo una limpieza bucal completa, usando hilo dental y siendo opcional el uso de enjuague bucal. Visitar al dentista con regularidad también es importante para mantener actualizada tu salud bucal, evitando el mal aliento.

Para los pacientes fumadores, la solución para detener el mal aliento es dejar de fumar. Dejar de fumar pondrá fin al mal aliento y también reducirá sus posibilidades de desarrollar un problema pulmonar.

Conocer las causas del mal aliento y cómo tratarlo te garantizará exterminar permanentemente este problema y tener una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *