Levantamiento de tierra

levantamiento de tierra

También conocido como peso muerto, el peso muerto es uno de los ejercicios más completos, ya que trabaja con varios grupos de músculos del cuerpo, principalmente la espalda. piernas y abdomen.

Además, el peso muerto es el símbolo del levantamiento de pesas, y se convierte en un desafío superar la cantidad de carga levantada. Un ejemplo de esto es que este ejercicio es uno de los más competitivos en los campeonatos de fuerza.

¿Cuáles son los beneficios de practicar peso muerto?

El entrenamiento constante y disciplinado del peso muerto puede traer ganancias musculares muy rápidamente, por lo tanto, los resultados se observan con relativa rapidez. Además, el ejercicio también ayuda a adquirir fuerza en la pisada, lo que puede favorecer la realización de otras actividades.

El peso muerto es un ejercicio muy sencillo de aprender, y en poco tiempo es posible notar una gran evolución.

A pesar de cierta facilidad, es necesario tener precaución en la práctica del ejercicio, ya que, como implica levantar una gran cantidad de peso, la práctica indiscriminada puede ocasionar problemas en la columna. Por ello, recomendamos que toda práctica de ejercicio de fuerza vaya acompañada de un preparador físico.

¿Levantando o rígido?

El rígido es una variación del peso muerto y, a menudo, los ejercicios se confunden porque son muy similares, ya que ambos son levantamientos. Aclaremos las diferencias:

Levantamiento de tierra - Colocado de cara a la barra, y con los pies alineados, la correcta ejecución del peso muerto se realiza con las rodillas flexionadas y las manos ligeramente separadas que los hombros. En el caso del peso muerto, el agarre correcto es el agarre mixto, que evita que la barra ruede y disminuye la tensión en las muñecas. Después de levantar la barra del suelo y solo cuando tu columna esté completamente erguida, debes levantar la barra, siempre con los brazos firmes, a la altura de los hombros.

En peso muerto, los músculos más trabajados son los músculos dorsales.

Rígido La gran diferencia entre los dos ejercicios está en la posición de las rodillas, miembro que garantiza la estabilidad en la realización de la actividad. Para la correcta ejecución de la rigidez, debes extender ligeramente los pies y mantener las rodillas extendidas, y con las manos separadas al ancho de los hombros, debes inclinar la columna hacia adelante. El grip se puede realizar de dos formas: grip mixto (un brazo en pronación y el otro en supinación) o clásico (ambos en pronación). El movimiento se realiza con cambio, ya que se pasa de la posición de columna inclinada a columna vertical, es decir, en vertical. ¡Atención! La secuencia debe realizarse sin apoyar la barra en el suelo.

En la rigidez, los músculos que entran en acción son los glúteos y el bíceps femoral.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *




Ingrese Captcha aquí: