Exfoliante casero

Tener un rostro terso que parezca el “trasero de un bebé” es lo que muchos quieren, pero no todos pueden someterse a costosos procedimientos estéticos y terminan recurriendo a otras opciones. El exfoliante casero es una gran opción para limpiar la piel, favoreciendo la renovación de las células epiteliales. La exfoliación deja la piel más suave y tersa

Se recomienda que la exfoliación se realice una vez a la semana en el rostro y cada 15 días en todo el cuerpo, ya que de esta forma se eliminan las células muertas de la piel.

Receta de exfoliante casero

En primer lugar, es necesario conocer el tipo de tu piel, ya que, aunque sean recetas caseras, puede que no sean para todos los tipos de piel. Por ejemplo, una receta para piel grasa no funcionará de la misma forma que una receta para piel seca.

Vea cuatro recetas exfoliantes caseras para los distintos tipos de piel a continuación y descubra cuál es la mejor para usted.

Exfoliante para pieles grasas

Azúcar y miel

Esta es una de las recetas más fáciles y económicas, ya que son ingredientes que se encuentran fácilmente en casa.

Ingredientes:

Azúcar y miel

Y si quieres que sea menos consistente, agrega un poco de agua.

Preparación

Mezclo todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.
Modo de empleo: Esta es una receta que se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo, incluida la cara. Pase la "pasta" exfoliante por el cuerpo con un movimiento circular. Después de exfoliar, use cremas o aceites humectantes para dejar el cabello suave.

Exfoliante casero: harina de maíz y miel

El exfoliante de harina de maíz y miel está indicado para el rostro, ya que es menos consistente que el azúcar y la miel, y el rostro es una zona más sensible. La harina de maíz elimina las impurezas y la miel es curativa porque contiene propóleo, un antibiótico natural.
Ingredientes:
Harina de Maíz y Miel

Preparación

Mezcle dos cucharadas de harina de maíz y dos cucharadas de miel hasta que tenga una consistencia pastosa.
Modo de empleo: Realiza ligeros movimientos circulares, como si estuvieras masajeando tu rostro, no frotes con fuerza, ya que puede lastimarte el rostro. Enjuague con agua fría.
Exfoliante para pieles secas

Receta exfoliante casera de avena y miel

Este exfoliante es un derivado del exfoliante de azúcar y miel, pero para personas con piel seca.
Ingredientes:
Copos de avena y miel

Preparación

mezcle una cucharada de copos de avena fina con una cucharada de miel.
Modo de empleo: aplicar la mezcla con ligeros movimientos circulares, durante unos tres minutos. Enjuagar con agua fría hasta que salgan todos los residuos. Después de la exfoliación, use cremas humectantes para ayudar a cerrar los poros e hidratar su piel.

Exfoliante casero para piel normal

Esta receta se puede utilizar en todo tipo de pieles.
Ingredientes:
Papaya y azúcar glass

Preparación

Amasar una papaya y mezclar con una cucharada de azúcar glass.
Modo de empleo: Ir exfoliando con movimientos ligeros por todo el rostro y el cuerpo durante tres minutos. Luego enjuague y use una loción astringente para hidratar la piel.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *