Al contrario de lo que su nombre indica, esta no fue una dieta creada por la Universidad de São Paulo y se desconoce el nombre del creador. Se trata de una dieta compuesta por menús preparados para una semana, que promete perder quince kilos en quince días y se basa en proteínas, grasas y pocos carbohidratos. No está permitido reemplazar la comida en el menú listo, ni cambiar la hora. Esta dieta fue famosa por un tiempo, pero veremos si realmente es efectiva para lograr una pérdida de peso permanente o no.

El menú de la dieta se divide de la siguiente manera:

Primer día

Desayuno: Café negro sin azúcar. Intente tomarlo sin edulcorante.

Almuerzo: Dos huevos duros, revueltos o en tortilla y hierbas al gusto.

Cena: Ensalada de lechuga con pepino y apio a voluntad.

Segundo día

Desayuno: Café con galleta y sal.

Almuerzo: Un filete grande con ensalada de frutas al gusto.

Cena: Jamón a voluntad.

Tercer día

Desayuno: Café con galleta y sal.

Almuerzo: Dos huevos duros, judías verdes y dos tostadas.

Cena: Jamón y ensalada condimentados con aceite de oliva.

Cuarto dia

Desayuno: Café con galleta y sal.

Almuerzo: un huevo cocido, una zanahoria y queso a voluntad.

Cena: Ensalada de frutas y yogur natural.

Quinto día

Desayuno: Zanahoria cruda exprimida con limón y café sin azúcar.

Almuerzo: Pollo a la parrilla a voluntad.

Cena: Dos huevos duros con zanahorias.

Sexto día

Desayuno: Café sin azúcar con galleta de agua y sal.

Almuerzo: Filete de pescado con tomate a voluntad.

Cena: Dos huevos duros, revueltos o tortilla con zanahoria.

Séptimo día

Desayuno: Café sin azúcar.

Almuerzo: Bistec a la parrilla y fruta a voluntad.

Cena: Come lo que quieras, excluyendo dulces y bebidas alcohólicas.

¡Atención!

  • Una vez finalizada la semana, debe reiniciarse y seguirse desde el primer hasta el séptimo día.
  • Verduras permitidas: berros, achicoria, lechuga y tomate.
  • Puedes beber agua, café y té todo el día.
  • La comida y los horarios no deben cambiarse.

 En resumen, mirando el menú, podemos ver que el nivel de carbohidratos es muy bajo. Este es el primer punto que hace que esta dieta sea problemática, ya que son los carbohidratos los que nos aportan energía para vivir, provocando que esta dieta provoque debilidad, cansancio y falta de voluntad en quienes la realizan. Otra cosa que se nota fácilmente es que la variedad de alimentos es muy restringida, y esto ciertamente no es positivo para la salud del cuerpo. La excesiva restricción que hace esta dieta será la responsable de un fuerte atracón, ya que no alimenta activamente al organismo.

Esta dieta resulta ineficaz, ya que la pérdida de peso provocada por ella se revertirá en unas pocas semanas, una vez que empiece a comer con normalidad. Ante la duda, la mejor fórmula para adelgazar de forma sana y permanente sigue siendo invertir en un buen nutricionista e intentar realizar actividades físicas con regularidad, de acuerdo con tu forma de vida y condición física.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *




Ingrese Captcha aquí: