Hongos como fuente de proteínas

cogumelos proteinas

En busca de una alimentación saludable, las personas intentan reemplazar algunos alimentos, siguen dietas que a veces restringen algunos alimentos y otras cosas. Pero cuando la carne es el alimento que se excluirá del menú, muchos dudan de cómo reemplazar las proteínas necesarias para el organismo. Pero hoy en día ya se sabe que los hongos tienen las mismas proteínas que se encuentran en la carne, además de ser saludables y contribuir a la dieta.

Hongos comestibles

El cultivo de hongos es milenario, griegos, romanos, chinos llevan más de 1500 años sembrando el alimento. Desde ese momento, los productores han aprendido a cultivar y diferenciar entre hongos comestibles, venenosos y medicinales, ya que no es solo por ser hongos que se pueden insertar en la dieta, estad atentos.

Se estima que existen más de 4.500 especies de hongos, de las cuales las más conocidas son: Champignon, Shiitake, Shimeji e Hiratake.

El cultivo del hongo es una tarea razonablemente sencilla, ya que solo hay que cuidar la temperatura, la humedad y la ventilación. Al ser muy sensible, la seta crece fuerte a una temperatura entre 20ºC y 24ºC, con una humedad del 70% al 80%. También necesita ventilación para evitar la acumulación de gases venenosos que desprende el hongo.

Proteínas en el hongo

Los hongos son muy ricos en proteínas, minerales, hierro, vitaminas B1 y B2, calcio, fibras y otros elementos que benefician la salud, por lo que los hongos comestibles han ido ganando protagonismo en los alimentos.

Las setas no se clasifican en los grupos de hortalizas, sino en la categoría de hongos. En países de Europa y Asia, donde los hongos comestibles son muy populares, se les conoce como “carne vegetal”, debido a la alta concentración de proteínas que están presentes en la carne, que se encuentran en estos alimentos.

En 100 g de champiñones, listos para el consumo, hay la misma cantidad de proteína presente en 100 g de carne roja. Cualquier tipo de hongo se puede consumir de dos a tres veces por semana, ya que, además de proteínas, también contiene nutrientes que estimulan el desarrollo del sistema inmunológico. Pero para quienes están consumiendo hongos combinados con alguna dieta, es bueno evitar consumirlos rociados en salsa shoyo, la cual es rica en sodio, un mineral que puede provocar retención de líquidos y también favorecer la hipertensión.

Beneficios de las setas

El hongo es un alimento presente en la dieta diaria de los japoneses, conocido por su longevidad y calidad de vida saludable, está presente en alimentos y también en bebidas como tés.

Además de ser ricos en proteínas, que son equivalentes al valor nutricional presente en la carne, los hongos son bajos en grasas y carbohidratos, estimulan el sistema inmunológico y ayudan a prevenir enfermedades como cáncer, lupus, hepatitis, VPH, SIDA y muchas otras.

Los hongos también son grandes aliados para quienes buscan adelgazar, ya que tienen mucha proteína y fibra y tienen un bajo valor calórico, pero deben consumirse en conjunto con una dieta equilibrada.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *




Ingrese Captcha aquí: