balé

Para quienes piensan que el ballet es solo un baile y que solo participan mujeres, este texto puede cambiar sus convicciones. Lleno de beneficios y puede ser practicado incluso por personas mayores, el ballet demostró ser un deporte tan eficiente como la natación para trabajar todos los músculos y expandir la capacidad respiratoria. Es una actividad física que requiere dedicación, superación continua y gran disciplina, además de ayudarte a mantener la musculatura tonificada y conquistar la barriga "plana" con la que soñaste.

Historia del ballet

El ballet, como está escrito en francés, se originó en la corte italiana en el siglo XV y se desarrolló principalmente en Francia durante el reinado de Luis XIV. Es un baile que incorpora muchas técnicas y es difícil de dominar, por lo que requiere mucha práctica. Se enseña en todo el mundo y generalmente acompaña a la música clásica, con movimientos fluidos y elegantes, así como habilidades acrobáticas. Los métodos más famosos son el ruso, el danés, el italiano e incluso los de algunas grandes escuelas de ballet.

Hoy en día, se divide en varias otras modalidades: ballet neoclásico, expresionista, etc. En Brasil, la danza despertó interés cuando la compañía rusa Diahilev presentó una pieza de ballet, lo que llevó a la formación de varios bailarines nacionales en el futuro.

Beneficios que aporta la práctica

Postura mejorada - Además del ballet que trabaja los músculos encargados de sostener la columna, durante la danza es necesario mantener una postura perfecta. Esto requiere que no solo la columna esté erguida, sino que el abdomen esté contraído y la cadera alineada.

Hipertrofia - Si crees que solo el entrenamiento con pesas promueve la ganancia muscular, estás muy equivocado. Se necesitan en el ballet para realizar los saltos, apoyar a los bailarines y todavía se necesita fuerza para llevar a los bailarines.

Flexibilidad - Trabajando los músculos al mismo tiempo que los estira, el ballet se asegura de que los grupos musculares no se acorten y haya menos lesiones. La amplia gama de movimientos y el acompañamiento de la música también generan coordinación motora y mejoran la conciencia corporal.

Bien estar - Como la mayoría de los bailes, el ballet clásico promueve un aumento de la autoestima y mejora el bienestar físico y mental de los practicantes.

Campeón aliento - Para realizar las coreografías es importante tener un gran control de la respiración. Esto hace que la capacidad respiratoria aumente considerablemente, como ocurre con la natación.

Puede ser practicado por niños y adultos - Es muy común encontrar clases para niños de tres a diez años, pero últimamente el ballet para adultos ha tenido mucho éxito en el país, acogiendo a personas de veinte a cincuenta años. Las clases se realizan según el ritmo individual de cada alumno y buscando superar las dificultades de cada uno.

Riesgos del ballet - Cada deporte tiene su riesgo y la danza clásica no es diferente. Los mayores riesgos del ballet implican lesiones en las rodillas, los pies y los tendones de los tobillos. Se debe tener cuidado si se elige este baile como actividad física porque no se deben esperar resultados inmediatos y cuidar los pies y dedos, que pueden resultar lastimados.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *