Acidez de estómago: causas y tratamiento

Si aún no ha tenido acidez estomacal, es probable que algún día de su vida la tenga. A diferencia de la indigestión, que puede presentarse en forma de malestar gástrico, se caracteriza por una dolorosa sensación de ardor u opresión, debajo o detrás del hueso del esternón, en la región del pecho. Proviene del esófago y puede irradiarse al cuello o garganta, provocando un sabor amargo en la boca y puede o no ir acompañado de dolor. Este síntoma se debe a que el ácido del estómago, de alguna manera, termina regresando por el esófago. La causa puede ser una mala digestión o el hábito de comer demasiado rápido, además de algunas otras situaciones. A veces, la acidez de estómago, si es muy intensa, puede confundirse con un infarto de miocardio.

Situaciones que favorecen su aparición:

Embarazo - la hormona del embarazo, la progesterona, relaja los músculos lisos como los de la válvula entre el estómago y el esófago. Además, el sistema digestivo de las mujeres embarazadas tiende a volverse más perezoso y el estómago se vacía más lentamente.

Acuéstate después de comer - la posición horizontal favorece el reflujo ácido del estómago.

Beber bebidas con cafeína, gaseosas o alcohólicas - Este tipo de bebidas pueden irritar el estómago, provocando que produzca aún más ácido.

Mal funcionamiento de la válvula que une el estómago y el esófago. - este mal funcionamiento puede deberse principalmente al uso de medicamentos, cuando no se trata de un embarazo.

Medicamentos que aumentan la acidez del estómago. - Es muy común que esto suceda en tratamientos más prolongados, e incluso con este síntoma desagradable, es fundamental que no suspenda ni cambie su medicamento antes de consultar a su médico.

Tratamiento

La acidez estomacal requiere tratamiento si aparece con mucha frecuencia, ya que el reflujo con el tiempo daña el revestimiento del esófago y puede desgastar los dientes. Esto conduce a condiciones graves. El tratamiento generalmente se realiza con antiácidos o antagonistas H2 que reducen la producción de ácido estomacal, y la acidez estomacal es fácil de diagnosticar al describir sus síntomas. Las preguntas para diagnosticar la acidez de estómago pueden ser: ¿cuándo comenzó? ¿Cuánto dura cada episodio? ¿Qué alimentos ingieres en cada comida? ¿Qué medicamentos usas? ¿Tiene vómitos o heces con sangre? ¿Bebes mucho café o alcohol? ¿Hay otros síntomas? etc. Si el diagnóstico no es claro, se debe consultar a un gastroenterólogo y realizar pruebas como la laringoscopia. La acidez estomacal se trata principalmente de cambiar los hábitos alimenticios.

Hábitos para prevenir la acidez estomacal

  • Evite los alimentos muy grasos o ácidos, las salsas picantes y los productos lácteos, las bebidas alcohólicas o carbonatadas;
  • Prefiera los alimentos naturales y crudos a los alimentos procesados ​​o fritos;
  • Evite agacharse, hacer ejercicio o acostarse después de comer;
  • Consuma comidas más pequeñas y fragmentadas durante el día;
  • Evite los cinturones o la ropa que le quede demasiado ajustada en el abdomen o la cintura;
  • Duerma con la cabeza un poco más alta que su cuerpo, para no favorecer el reflujo;
  • Pare de fumar;
  • Reducir el estrés practicando yoga o tai chi chuan;
  • Si la grasa abdominal presiona el estómago, intente perder algo de peso;
  • Observa si algún alimento específico causa estos síntomas y comienza a evitarlo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *




Ingrese Captcha aquí: