albúmina

Cuando a alguien se le ocurre la charla de que “no hay milagro contra la pérdida de peso, la condición viene de dentro de su propio cuerpo”, esa charla es cierta. Prueba de ello es la albúmina, una sustancia muy querida por todo aquel que quiera adelgazar o aumentar la masa muscular, que no es más que una proteína producida por el hígado, ganando así el título de "proteína intrínseca". Es uno de los responsables del buen funcionamiento del organismo y constituye el 70% de los elementos sólidos presentes en el plasma sanguíneo.

En otras palabras, cuando se trata de ese nombre, lo que viene a continuación debe tomarse muy en serio.

Aquellos que hacen ejercicio constantemente han visto (o al menos oído hablar) suplementos a base de albúmina. Teniendo en cuenta que una de las actividades más importantes de la albúmina es asegurar el equilibrio hídrico entre los tejidos y la sangre, contar con un suplemento que complemente la producción de esta sustancia es importante para quienes quieren tener un alto rendimiento corporal. Como en el suplemento los beneficios van más allá de la proteína, quien “toma” la albúmina acaba contribuyendo aún más al funcionamiento de su organismo.

Al contener proteína de clara de huevo deshidratada, hierro y vitaminas, el suplemento de albúmina es responsable, entre sus muchos beneficios, de ayudar a la reparación muscular y al reemplazo de proteínas; disminuir los síntomas posteriores al entrenamiento; aumentar la saciedad; mejorar la coagulación y mejorar la salud de los pacientes crónicos. En otras palabras, el suplemento de albúmina ayuda a los atletas a recuperar su cuerpo después del entrenamiento, haciendo que la "fatiga muscular" no sea una excusa para perderse el gimnasio al día siguiente, pero también tiene un papel importante en la vida de quienes, por alguna razón, no haga ejercicio periódicamente.

Básicamente, la albúmina se puede consumir cada 3 horas o cada 3 horas, dependiendo de su nivel de esfuerzo diario. Idealmente, el cuerpo permanece en un estado anabólico la mayor parte del tiempo, por lo que el tratamiento tiene una mayor probabilidad de resultados. Esto significa que cuanto más entrenes, más probabilidades tendrás de ver de cerca todos los beneficios reales que ofrece la albúmina.

Efectos colaterales

Una vez que toma el suplemento de albúmina, que es algo que ya produce por su cuenta, debe conocer los efectos secundarios del consumo. Lo primero que tienes que hacer a la hora de tomar cualquier suplemento es tener un criterio para ello, ya que el consumo excesivo de cualquier sustancia tiende a hacer más mal que bien.

Dicho esto, la acumulación de gases y la diarrea pueden indicar que está tomando dosis altas de albúmina o que su sistema gastrointestinal es más sensible. Si esto ocurre, simplemente busque consejo médico para el uso del suplemento, ya que este no es un síntoma considerado grave.

Los síntomas más graves también se consideran más raros, pero si ocurren, deben comunicarse con un médico lo antes posible. Entre ellos se encuentran las alergias y los trastornos renales, que pueden progresar a condiciones realmente aterradoras, ya que la sobrecarga de proteínas en los riñones puede comprometer el funcionamiento de otros órganos vitales.

Sin embargo, si la albúmina en el suplemento se consume con moderación y, preferiblemente, con supervisión médica, es posible que los efectos secundarios ni siquiera aparezcan, dejando el uso de la sustancia solo con sus beneficios. En este caso, elegir la marca del suplemento también puede ayudar a obtener más calidad del producto y más resultados a diario.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *